La ‘poción mágica’ del dinero, al descubierto

(Borrador 4.3)

Editado por Marc Gauvin y Revisado por el Consejo Divisas BIBO Pasivas
(Con el agradecimiento a todos quienes han aportado sus sugerencias/comentarios reflejados en el texto.)
(c) 12/2014 
Reproducción expresamente otorgada siempre que se cite la autoría y se provea el enlace.
 

El sueño que nos hará despertar

Igual que cuando un mago nos desvela el truco utilizado, la magia desaparece, cuando analizamos la realidad del dinero, éste pierde todo su valor, como si uno acabara de despertar de un sueño.  Al igual que la chica no se parte en dos, el conejo no sale de la chistera como si saliera de la nada y el mago no hace aparecer en su mano dinero, que antes no estaba.  Al despertar de tal sueño, uno se da cuenta de cómo, el dinero tal y como se concibe en estos días, al quedarse al descubierto, simplemente es otro truco más de prestidigitación, que carece de fondo real y por tanto de cualquier legitimidad.

El mensaje

Definiciones: 

Soporte físico: Cualquier material que sirve como medio para registrar símbolos u otras representaciones de datos o información no material.

Bien material: Cualquier objeto o actividad sujeto a leyes físicas/naturales con reconocido valor.

Valor: Grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite.

Transacción: Adquisición de bienes materiales.

Hoy en día, el dinero consiste únicamente en la anotación de números con símbolos ($, £, €, etc.) sin representar ningún bien material en concreto y donde la misma anotación sobre distintos soportes físicos (papel, memoria informática, monedas, etc...), son equivalentes e intercambiables. Por ejemplo, tanto un cheque de €10 escrito en papel ordinario como otro escrito en una hoja de oro, la anotación sigue siendo solo de €10.  Así que el dinero:

  1. Es una anotación de una medición de valor expresado en símbolos unitarios ($, £, €, etc.), independiente de su soporte físico.
  2. No representa un título sobre bien material alguno.
  3. Carece de sustancia material independiente por lo que su valor material es nulo.
  4. SOLO puede representar al valor de bienes materiales pero jamás sustituirlos.
  5. Solo se crea legítimamente como representación a posteriori del valor de bienes materiales en transacción[1], asignando un signo negativo al apunte en la cuenta del receptor de bienes materiales y un signo positivo al apunte en la cuenta de quien se desprende de los bienes materiales.
  6. Cada transacción de bienes materiales tiene sus propias mediciones independientes.
  7. Solo se cancela (el dinero) legítimamente a través de transacciones de bienes materiales entre cuentas con saldos de signo opuesto. 

Se constatan las siguientes afirmaciones falsas, comunes y vigentes sobre el dinero:

 

I.  El dinero puede sustituir bienes materiales:

El dinero es una anotación de una medida de valor, expresado en símbolos unitarios ($, £, €, etc.), no tiene sustancia material independiente y no representa un título sobre bien material alguno.

Si el dinero no tiene propiedades materiales y no representa título sobre ningún bien en concreto, es falsa la afirmación de que el dinero puede sustituir un bien material.

II.  El dinero produce riqueza (bienes materiales):

El dinero carece de propiedades físicas propias y como el dinero es una representación de la medida del valor de los bienes materiales en transacción, es posterior a las transacciones.

Si el dinero no tiene sustancia propias y solo mide posteriormente el valor de los bienes materiales de cada transacción, es falsa la afirmación que el dinero es prerrequisito para la creación de los bienes materiales que dan lugar a la riqueza. Por lo que no puede “producir” riqueza.

III. El dinero es un bien escaso o producto industrial:

El dinero no tiene propiedades físicas propias, y existen abundantes alternativas de soportes físicos para su anotación. Por tanto, es independiente de su soporte, ya que la misma anotación puede ser anotada en múltiples distintos soportes a la vez.

Si el dinero no tiene propiedades físicas, y es independiente de abundantes y diversos soportes físicos para su anotación, es falsa la afirmación de que es un bien escaso o un producto industrial. Aunque, en algunos casos los soportes físicos como el papel o la memoria informática sí son productos industriales.

IV.  El dinero debe suministrarse y circular para que hayan transacciones:

El dinero solamente puede representar la medición del valor de los bienes materiales de cada transacción, teniendo estas, sus propias mediciones independientes. Por tanto cada transacción es capaz de generar sus propias representaciones de valor. El dinero se crea posteriormente a la riqueza que representa.

Si las anotaciones de valor en cuentas (creación de dinero) son posteriores a las transacciones de los bienes materiales, entonces es falsa la afirmación de que se requiere un suministro previo de dinero para que hayan transacciones. Por tanto, si no hace falta suministro, ya que las mismas transacciones pueden generar sus propias anotaciones (dinero), entonces tampoco es necesario circulación alguna.

 

V. Que el dinero tenga un precio (préstamos con cargos proporcionales al principal, por ejemplo intereses, etc.) es legitimo.

El dinero no tiene propiedades físicas propias, no es escaso y se crea posteriormente a las transacciones de los bienes materiales representando el valor de estos.

Si el dinero no es un bien material, no es escaso, y mide el valor de las transacciones posteriormente, es falsa la afirmación de que su compra, venta o alquiler tiene requisitos legítimos, menos aún, tratándose de una unidad de medida de valor, ya que cualquier ‘precio’ aplicado al dinero en términos de una misma unidad introduce una afirmación absurda, por ejemplo, €1 = €1 + €x, donde x ≠ 0, cosa que no solo es ilegítima sino fraudulenta.

 

 

 


[1] Banco de Inglaterra: “Money in the modern economy: an introduction” By Michael McLeay, Amar Radia and Ryland Thomas of the Bank’s Monetary Analysis Directorate. página 3 párrafo 2 , el dinero es un IOU (yo te debo) por ¡bienes materiales!.

Estudia la verdadera ciencia del dinero aquí y ayuda a crear un futuro en el cual nuestros hijos puedan enorgullecerse de nosotros en lugar de avergonzarse. 

Información adicional